Pierde Peso Saludablemente y sin Dietas: Evita la comida chatarra


Cuando consumes alimentos apetitosos, hay dos factores que hacen de esa experiencia una placentera.

Primero, la sensación de comer el alimento. Esto incluye a que sabe (salado, dulce, umami, etc), a que huele, y como se siente en tu boca. La última llamada orosensasión (orosensation) es importante. Las compañías de alimentos gastan millones de dólares para descubrir el mayor nivel de crocancia o probaran la cantidad perfecta de chispa en una gaseosa. Estos factores se combinan para crear la sensación que tu cerebro asocia con un alimento o bebida en particular.

El segundo factor es el nivel de macronutrientes de la comida, la mezcla de proteína, grasas y carbohidratos. En el caso de la comida chatarra, las compañías alimenticias buscan la combinación perfecta de azúcar, sal y grasa que entusiasma a tu cerebro y hace que vuelvas por más.

La comida chatarra está diseñada para convencer a tu cerebro que está obteniendo nutrición, pero no te llena. Los receptores de tu boca y estomago le dicen a tu cerebro sobre las mezclas de proteínas, grasas, carbohidratos en una comida en particular y cuan llenadora es esa comida para tu cuerpo. La comida chatarra provee las calorías suficientes con las cuales tu cerebro dice “Si, esto te dará energía”, pero no tantas calorías como crees, “Es suficiente, estoy lleno”. El resultado es que te antojas de la comida, pero te lleva algún tiempo para sentirte lleno.

La buena noticia es que investigaciones demuestran que a menor cantidad de comida chatarra que consumas menos te antojaras. Busca maneras de comer alimentos más saludables, hazlo de manera gradual.
Tomado de:
Huffpost Helathy Living, What Happens to Your Brain When You Eat Junk Food (And Why We Crave It) por James Clear. http://www.huffingtonpost.com/james-clear/why-we-crave-junk-food_b_4261415.html

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Receta Qikely: Avena de Una noche Delicia de Mango